mayo 25, 2016

Historia

HISTORIA DE LA ASOCIACIÓN

La Asociación Nacional de Practicantes de Yoga fue aprobada por el Ministerio de la Gobernación el día 25 de octubre de 1976.

Una Junta Provisional presidida por D. Jordi Colomer y el número de socios que la ley exigía, hacen posible esta realidad. La creación de la AEPY supuso un extraordinario esfuerzo que hoy en día agradecemos todos.
El objetivo estaba muy definido: divulgar el yoga y regular su enseñanza. Ya desde la primera reunión se comienza a hablar de la necesidad de establecer un programa de enseñanza que cumpliera el fijado en la Unión Europea de Yoga. Las diferentes personas que han dirigido a la AEPY, ocupando cargos directivos han centrado su interés en cumplir esos objetivos y para ello se han servido de medios muy concretos: organización de seminarios, encuentros y congresos, publicación de boletines o revistas que acercaran la Asociación a los socios, creación de organismos y programas que permitieran una enseñanza de calidad, procurando su reconocimiento oficial por parte de los organismos públicos, mantener y acrecentar las relaciones con otras asociaciones europeas, y propulsar la creación de comités y delegaciones por todo el territorio nacional.
Fue y sigue siendo uno de los dos objetivos prioritarios. La regulación de la enseñanza, tal y como la han sentido las personas impulsoras de la Asociación, tiene dos vertientes.

Por un lado, el establecimiento de unos programas de enseñanza que, ajustándose a los que en la Unión Europea se siguen, garantizasen una formación precisa. Un profesor de yoga debe conocer materias científicas, textos filosóficos tradicionales y dominar las técnicas milenarias. Además de todo el bagaje intelectual aprendido, un buen profesor tiene la obligación de trabajarse interiormente y ser capaz de desarrollar las cualidades que son inherentes al alma y permiten una correcta transmisión.

Por otro lado, desde los primeros tiempos hasta los actuales se han hecho gestiones infructuosas para encontrar un marco legal y un reconocimiento oficial de la profesión de enseñante de yoga. Todos los presidentes de la Asociación han puesto su fuerza en encontrar un cauce legal para la defensa de los intereses profesionales de sus miembros profesores. En el sistema actual de nuestro país no se contempla esta posibilidad. Sin embargo la gran difusión que el yoga está alcanzando y el interés constante desde la AEPY en pro de ese reconocimiento, supondrá en un plazo más o menos largo que sea una realidad.

La asociación cuenta con un Comité Pedagógico, que se ha venido gestando a lo largo de la historia de la Aepy, compuesto por formadores y profesores, que se encarga de organizar seminarios en lo referente a los temas pedagógicos, actualización de los programas de formación de profesores, validar los títulos de profesor de yoga expedidos por la Asociación y velar por la formación continuada de los mismos.
Entre sus cometidos está también representar a España en las reuniones tanto de Zinnal como las convocadas por los comités pedagógicos de las asociaciones y federaciones europeas.
Los presidentes que hasta ahora han dirigido la Asociación y a los cuales agradecemos su labor se citan a continuación:

Jordi Colomer
(1976, Diciembre – 1979, Octubre)
Emilio Fiel
(1979, Octubre – 1980, Septiembre)
Josep Barneda
(1980, Septiembre – 1984, Junio)
Carlos Claramunt
(1984, Julio – 1988, Junio)
Juan Ramón Triay
(1988, Julio – 1992, Enero)
Jaume Chalamanch
(1992, Enero- 1995, Enero)
Manuel Morata
(1995, Febrero – 1998, Febrero)
Pilar Iñigo
(1998, Febrero – 1999, Marzo)
Nélida Otín (1999, Marzo – 2000, Julio)
María Pol
( 2000, Junio – 2003, Septiembre )
Francesc Jaume
( 2003, Octubre – 2007, Enero)
Amable Díaz
( 2007, Enero – 2010, Enero )
Nelic Gironès
(2010, Enero – 2016, Marzo )
Cristian Arruebo
(2016 Marzo – En activo)