Mayo 25, 2016

Modalidades

EXISTE UN YOGA INTEGRAL, PERO EN EL, HALLAMOS DIFERENTES MODALIDADES:

Yoga del sereno vigor (hatha yoga).
Es el Yoga de la fortaleza y armonía del cuerpo. Es el que se ha difundido mas en Occidente, el más popular, entre otras cosas, por la espectacularidad de alguna de sus Asanas o posturas. Ha simboliza la Luna y Tha el Sol. Está referido a las dos cualidades, solar y lunar del fluido o prana vital del cuerpo. Pretende, no sólo fortalecer el cuerpo, sino también armonizar y equilibrar todo el sistema nervioso, con una serie de ejercicios en los que interviene la respiración (Pranayama). También se incluyen determinadas purificaciones corporales (Kriyas) y trabajos gestuales (Mudras). Actúa fundamentalmente sobre el cuerpo físico y la respiración procurando una salud perfecta.

Yoga devocional (bhakti yoga).
Es el Yoga que enseña a transformar las emociones en devoción. Actúa en el amor a la divinidad. Es el sendero del amor a Dios y la devoción. La unión con lo divino y con el Guru o maestro espiritual.
Es el camino de la mística en donde todo proviene de la gracia de Dios. Es un Yoga muy ritual y contemplativo.
Yoga de la acción desinteresada (Karma Yoga).
Propone realizar los deberes y los actos sin apego a los frutos de la acción. Servir a todos desinteresadamente. El deber cumplido sin interés, sin egoísmo, sin apego. Es una de las grandes enseñanzas del Bhagavad Guita, el evangelio clásico de la acción desinteresada. Este Yoga va disolviendo el ego. El Karma-yogui, actúa por solidaridad pero sin protagonismo. Es el amor permanente a todos y todo sin esperar nada a cambio. Según la ley del Karma, todo acto tiene su reflejo, su consecuencia. Actúa sobre la emotividad y controla la actividad.

Yoga del conocimiento (jñana yoga).
Es el Yoga de la meditación, de la sabiduría a través de la auto observación y la conciencia. El estudio y la reflexión. De la obediencia a las instrucciones del maestro para obtener el control mental y el discernimiento que nos conducirá a tomar conciencia ecuánime de la realidad con una inteligencia despierta y llena de creatividad.

Yoga del poder latente en todo ser humano (tantra yoga).
Entiende el hombre y el cosmos como un todo unido, una inmensa red unificada. Este Yoga, íntimamente relacionado con la naturaleza y sus energías, propone, mediante técnicas de Hatha Yoga, Jñana Yoga y otras de carácter ritual, esotérico e incluso sexual despertar la primera Shakti o energía en forma de suprema fuerza de luz y calor dentro del cuerpo, que se halla en la base de la columna vertebral, simbólicamente enrollada en forma de serpiente (Kundalini). Este poder serpentino al ser alterado (Kundalini Yoga ) se desplaza por la columna vertebral y otras ramificaciones o canales sutiles de energía llamados tradicionalmente nadis atravesando a su vez plexos o centros de energía (Chakras) que al ser activados permiten desarrollar potencialidades humanas latentes, alcanzando elevados niveles de conciencia y realización personal. Obtener ese estado en que se produce la disolución, la absorción en el todo se conoce también como el Yoga de la disolución (Laya Yoga) o sendero de reintegración mediante la voluntad y el esfuerzo en la concentración. Dentro de lo que es el Tantra Yoga, hay que citar los Yantras o diagramas geométrico-artísticos de carácter mágico-ritual. Símbolos, mandalas, signos astrológicos, esotéricos etc.
Ocasionalmente son empleados como el soporte inicial para fijar la atención e ir preparando la entrada en la meditación.

Yoga del sonido (nada yoga o mantrayoga).
Este Yoga esta referido, fundamentalmente, al poder del sonido o la vibración, soporte final de la materia. El OM la sílaba sagrada, expresión simbólica del sonido primigenio, de la vibración original, a partir de la cual se ha manifestado todo lo existente. Y por extensión la palabra. Al principio ya existía la palabra…….. por ella llegó todo a ser….., dice San Juan Evangelista. Tradicionalmente a la palabra se le otorga un poder no solo esotérico sino real, existiendo técnicas muy depuradas de Yoga, especialmente en India, basadas en la repetición concentrada ( Japa Yoga ) de un sonido con especial significación ( Mantra ), normalmente destinado a provocar un estado contemplativo o transmisión de poder.

Dada la riqueza y variedad cultural India, la pervivencia de sus tradiciones, la mezcla de escuelas, maestros, religiones, cultos, ideas etc. etc. muchos de estos yogas se entremezclan en métodos personales o en técnicas eclécticas, contribuyendo todo ello a dificultar su comprensión.

Existen muchos otros yogas. El Yoga de la sencilla y espontánea naturalidad (Sahaja Yoga ). El Yoga del linaje de los Siddhas ( Siddha Yoga ). El alocado yoga de los Bauls de Bengala, que recuerda mucho a los alumbrados medievales o deixados, y muchos otros que harían interminable este pequeño artículo.

Ahora bien, desde siempre han existido en India dos bloques o caminos fundamentales hacía el conocimiento espiritual. La vía positiva o camino de integración, aceptación, unión; de no rechazo ni lucha; llamada Yogaja Marga, correspondiente al Tantrismo y al Shaivismo. Y la vía negativa o camino de acercamiento por distinción y discriminación llamada Vivekaja Marga, correspondiente al Yoga Vedanta de Shankara y al Yoga de Patanjalí. Este último enfoque es el que ha prevalecido más en Occidente como reflejo de la tendencia dual de nuestra sociedad.