mayo 25, 2016

Patañjalí

PATAÑJALI Y LOS YOGASUTRAS

Como reacción ante esta multiplicidad y variedad de Yogas, tan típico de la India, hace ya casi dos mil años Patanjalí, un sabio hindú, realizó el importante esfuerzo de recopilar este amplio y disperso fondo de conocimientos, que habitualmente se trasmitía de maestro a discípulo en forma oral, y dio a conocer sus aforismos sobre el Yoga. ( Yogasutras ). El Raja Yoga o senda real. Las ocho partes del Yoga ( Angas ) en donde sistematiza (aportando también su peculiar punto de vista) técnicas yóguicas en un método que permita calmar las fluctuaciones mentales obteniendo la integración en el ser real.
Veamos pues, someramente, estas Angas o partes del Yoga que sin duda nos ayudaran a clarificar el panorama precedente.


YAMA (Abstención de todo mal ) Comprende:
– Satia: Veracidad, decir siempre la verdad.
– Ahimsa: No violencia, no sólo ya de obra, sino ni siquiera de palabra o pensamiento.
– Asteia: No robar ni desear bienes ajenos (envidia).
– Aparigraha: No aceptar regalos, estar libre de compromisos, no ambicionar ni acaparar tesoros.
– Brahmacharya: llevar una vida que no rompa la armonía interna-externa. Sería el que se halla absorto en el sagrado estudio de Brahma.

NIYAMA ( Cultivo del bien ). Comprende:
– Saucha: Pureza interna y externa. Limpieza. Alimentación correcta.
– Santocha: Contento y satisfacción con uno mismo, serenidad, placidez. Pensamiento positivo.
– Tapas: Austeridad, fomentar el desapego (que no significa la carencia de todo). Disciplina. Voluntad.
– Svadhyaya: Estudio y conocimiento de uno mismo y de los temas que ayudan a crecer al ser humano.
– Pranidhara: Devoción y respeto.

ASANA ( Postura )
Sin duda el aspecto mas conocido del Yoga son estas Asanas o posturas corporales. Se dice que hay tantas posturas como personas humanas. Los textos clásicos nos hablan de 108 Asanas, cifra esta considerada como mística en el simbolismo hindú. El Gheranda-Samhita otro texto clásico del Hatha Yoga describe treinta y dos variedades de Asanas. En la práctica, incluso en la India, quedan reducidas a unas pocas que no suelen exceder del centenar. Suelen tener nombres de animales, vegetales, sabios o héroes mitológicos, cualidades, partes del cuerpo etc.
La postura se consigue cuando es firme y estable. No hay que olvidar que el Hatha Yoga es el tratado más importante y completo que existe de bio-energía. La práctica asidua de las Asanas otorga ligereza y fuerza, a la vez que flexibilidad, resistencia y salud. Y siempre con la idea de preparar el cuerpo para la experiencia suprema de la meditación.

PRANAYAMA ( Control respiratorio )
El prana es considerado por algunos autores como los iones negativos del aire y entendido en el Yoga como la fuerza cósmica y principio de vida en la naturaleza y en el hombre. Los ejercicios de Pranayama, al margen de sus importantes beneficios terapéuticos, pueden proporcionar energía y aumento del tono vital o equilibrar el sistema nervioso, relajando la mente y sirviendo como una eficaz introducción para la meditación.
Traducir Pranayama meramente por ejercicios respiratorios o por control de la respiración, nos daría una visión menguada del tema ya que el control del aliento no es la finalidad, sino únicamente un medio, eso sí, particularmente eficaz, para llegar a controlar y repartir todas las energías vitales.
Con técnicas de Pranayama y una práctica correcta se produce el despertar de la conciencia de zonas o puntos muy especiales ( Chakras ), en clara correspondencia a nivel anatómico con los plexos nerviosos. Y es que la transmisión de la bio-energía no se limita sólo al sistema nervioso sino que se realiza a través de todas las membranas y fluidos del cuerpo. Por algo nuestro organismo es la sede de un auténtico metabolismo eléctrico. De la misma naturaleza que el rayo nos dicen los antiquísimos textos clásicos hindúes.

PRATYAHARA (Cerrar sentidos a estímulos exteriores. Los sentidos se retiran de los objetos)
Fundamentalmente consiste en el apaciguamiento de los sentidos. Se trata de efectuar la abstracción de las impresiones de los sentidos. Los sentidos se retiran de los objetos. El aumento de la dispersión mental en nuestras sociedades ( TV, radio, prensa, publicidad, viajes, entorno social, ruptura de ritmos naturales, aceleración etc. etc.) debería irse sustituyendo por mayores periodos de silencio y recogimiento. La aplicación adecuada de los sentidos puede contribuir a internalizar la mente, aumentando la inhibición de la conciencia a nivel sensorial.

DHARANA ( Atención, o fijeza del pensamiento ).
Se trata de la unificación del contenido mental, despertando la atención y aumentando la concentración, centrando la mente en un sólo aspecto que evite la dispersión. Una persona siempre atenta tiene muy buena memoria. Deberíamos poner atención en cualquier actividad que realicemos en la vida diaria. La fuerza con que una cosa se graba o impresiona en la mente va, normalmente, en proporción al grado de atención que se ha prestado. La atención es una apertura silenciosa, un despertar, captando y sintiendo plenamente la vida alrededor. Puede ejercitarse: a) Contemplando los movimientos de la mente como un espectador. b) Concentrando el pensamiento sobre un objeto material o abstracto.

DHYANA ( Meditación ).
Por expresarlo muy escueta y comprensiblemente, técnicas encaminadas a la difícil tarea de acostumbrar a la mente a que no se modifique con tanta frecuencia, crear una corriente mental unificada, sin variaciones, que nos conduzca a la verdadera realidad.
Existen técnicas de meditación, pero la meditación es un estado.

SAMADHI ( Liberación, éxtasis, trance).
Ese estado, inexplicable con palabras, en el que desaparece toda dualidad. La persona se ha disuelto o integrado totalmente en el Ser, plena de conciencia y felicidad absoluta, mas allá de cualquier deseo. Se ha descubierto nuestro verdadero Ser, nuestra verdadera realidad, fuera de la cual vivimos solamente en una permanente ilusión. ( Maya ).